transve-icon-contact-vi

¿Qué es un Salvaescalas?

¿Qué es un Salvaescalas?

Un salvaescalas o salvaescalera es un asiento giratorio capaz de desplazarse por un rail que se ancla a una escalera. Estos pueden instalarse en cualquier escalera, facilitando y garantizando la seguridad durante el traslado de una persona con modalidad reducida de un nivel a otro en una casa.

Además de esta ventaja, si se le habilita una plataforma, podría utilizarse para transportar objetos tales como una silla de ruedas. Los salvaescalas gozan de una amplia variedad de personalización, lo cual permite adaptarlo a las necesidades del usuario.

También pueden implementarse en cualquier escalera. Estos tienen controles remotos e integrados que permiten al usuario controlar el sistema bien sea de forma remota, o desde la propia silla respectivamente.

Los salvaescalas vienen equipados con un cinturón de seguridad y bloqueo que ofrecen la máxima tranquilidad y seguridad al momento de funcionar. Adicionalmente cuentan con la máxima tecnología, al tener integrados sensores de obstrucción que detectan si hay algún objeto que obstaculice su camino.

¿Qué necesito para instalar un salvaescalas?

Para poder instalar un salvaescalas es necesario tener un tomacorriente en la escalera. Adicionalmente, hay que asegurarse que la escalera cuenta con la suficiente amplitud para la instalación de un riel, que se puede adherir a los peldaños o la pared contigua de la escalera. 

Las empresas que se encargan de instalar estos equipos realizan una evaluación de la casa previamente y ofrecen asesoría gratuita sin ningún tipo de compromiso a sus clientes. Una vez es realizada esta pesquisa, al cliente se le ofrecen opciones adaptadas a sus necesidades y las características de su hogar.

Tipos de salvaescaleras

Las opciones disponibles en el mercado son las siguientes:

  • Salvaescalas recto: Son sillas diseñadas para ser operadas en escaleras que no tengan ángulos o curvas.
  • Salvaescalas curvo: Este diseño está adaptado para que sea posible subir y bajar escaleras curvas que además tengan descansos intermedios. Estos también pueden adaptarse a las escaleras de caracol.
  • Salvaescalas vertical: Este modelo ha sido pensado para ascender tramos con pendientes fuertes. Está diseñado con la forma de un montacargas.

Recomendaciones a la hora de instalar un salvaescalas

Es necesario asegurarse que la empresa instaladora garantice que el sistema tiene toda la seguridad necesaria. Esto se comprueba cuando el equipo tiene doble freno en caso de problema mecánico o electrónico, un sensor con límite de velocidad de parada, un cinturón de seguridad y un detector de obstrucciones.

Es necesario realizarle revisiones periódicas para mantener un buen estado de conservación, aún si el sistema no se emplea con mucha frecuencia. De esta manera se garantiza un funcionamiento óptimo en el tiempo.  

¿Un elevador vertical y un salvaescalas son lo mismo?

Un elevador vertical es un dispositivo que se instala fuera de una escalera, a diferencia de un salvaescaleras. Un elevador vertical permite que la escalera se utilice de manera independiente, lo cual permite que el usuario de este tenga a su acompañante cerca.

Como es de esperarse, estos dispositivos son mucho más costosos y pueden requerir la instalación de puertas en cada piso o parada en función de la altura que desee salvarse.

Estos dispositivos pueden implementarse en el interior o exterior de la casa, dependiendo de las necesidades del usuario y tienen una gran capacidad de carga, a diferencia de las salvaescalas tradicionales, lo que puede facilitar el traslado de dos personas y varios objetos de tamaño intermedio.